Textos para pensar y luego pensar-se .... Reflexiones inconscientes que facilitan analizar el afecto con los otro semejantes. Reflexiones que le dan sentido al porque del miedo y ayudan a repensar el fracaso, el del des-amor. Un contacto con nuestros sueños, un puente con el deseo mas inconsciente que habita en nuestro interior. No dudes en participar de esta experiencia. filippigustavo@hotmail.com
Palabras inconcientes  
 
  Violencia en la escuela 21-06-2024 18:46 (UTC)
   
 
Violencia en la escuela



En los últimos días nos ha tocado ser testigos de actos de violencia que involucran a jóvenes, a escuelas y armas.
Nos ha tocado ser testigos congelados ante armas que se disparan, o se gatillan fallidamente. Armas empuñadas en la mano de chicos… chicos, solo chicos, esos que hoy deberían ser alumnos.
Porque siempre existe, en muchos de nosotros, las ganas de que los chicos se constituyan en alumnos. Puesto que el alumno es mucho más que un chico, ya que es un joven sujeto que se permite ser un actor social impulsado por los vientos de su deseo. Un chico muchas veces vive su existencia solo en tiempo presente e instantáneo, un chico se llena de actos, se vacía de palabras y sueños. Un chico es un chico de la calle, un alumno tiene la esperanza de protagonizar la sociedad próxima a venir. Día a día la realidad golpea y golpea puja por ser reconocida. Nos cuesta asociar eventos que muchas veces insisten por escribirse en el tejido social. Quizás esa negación permanente a ver que tiene la sociedad, halla que pensarla como un ineficaz sistema de defensa que oculta lo que realmente la está castigando. La pobreza, la marginalidad y el desamparo de la ley van todos los días a la escuela y se sientan en el frente, mostrándole su horrible cara a todos los presentes. La rispidez social suena entre las radios y las emisoras de TV. Ausente sin aviso quedo el ciudadano, el otro diferente y la tolerancia. La unidad nacional y la pasificación no tuvieron quórum. La sociedad habla de sus angustias y habla a través de la escuela, en el aula se gatilla un arma, y eso no es una tontería, en la puerta se rasguñan dos chicas por un novio, el pibe trae droga a la escuela… se vende como pan casero. En la salida de la escuela esperan los choros siempre, vienen por los celulares, no importa si son de alumnos, docentes, no docentes o cualquiera, total para hablar es lo mismo.
En la escuela pasa, siempre en la escuela ¿Por qué siempre en la escuela? Me contesto con un facilismo estereotipado, violencia hay en todos lado, también hay droga, robos y armas…no me convenzo. Es sabido que nuestras escuelas ofrecen un discurso ético que no se encuentra fácilmente en otras instituciones, es uno de los bastiones donde se procura dar al otro algo valioso, un lugar para poder ser y crecer. Un lugar que hay que defender e utilizar para promover la diversidad y la tolerancia mutua. La escuela es el lugar desde donde se tienen que protagonizar los cambios éticos y culturales para que se cumplan las utopías abandonadas. En ella hay que invertir para fortalecerla, llenar de proyectos sus aulas, irrumpir en ella con buenos salarios y recursos. Es momento donde la violencia se extiende rápidamente, de la periferia al centro y del centro a la periferia, la violencia no se va sola. Hay que trabajar con proyectos institucionales en forma de red, proyectos serios y eficaces para que nuestros alumnos sientan un amparo ante los embates de la realidad. La escuela es más que un espacio para ser criticado, la escuela en parte es de usted. ¿Hoy que hizo por ella? Ps Gustavo Filippi www.palabras inconscientes.es. En los últimos días nos ha tocado ser testigos de actos de violencia que involucran a jóvenes, a escuelas y armas. Nos ha tocado ser testigos congelados ante armas que se disparan, o se gatillan fallidamente. Armas empuñadas en la mano de chicos… chicos, solo chicos, esos que hoy deberían ser alumnos. Porque siempre existe, en muchos de nosotros, las ganas de que los chicos se constituyan en alumnos. Puesto que el alumno es mucho más que un chico, ya que es un joven sujeto que se permite ser un actor social impulsado por los vientos de su deseo. Un chico muchas veces vive su existencia solo en tiempo presente e instantáneo, un chico se llena de actos, se vacía de palabras y sueños. Un chico es un chico de la calle, un alumno tiene la esperanza de protagonizar la sociedad próxima a venir. Día a día la realidad golpea y golpea puja por ser reconocida. Nos cuesta asociar eventos que muchas veces insisten por escribirse en el tejido social. Quizás esa negación permanente a ver que tiene la sociedad, halla que pensarla como un ineficaz sistema de defensa que oculta lo que realmente la está castigando. La pobreza, la marginalidad y el desamparo de la ley van todos los días a la escuela y se sientan en el frente, mostrándole su horrible cara a todos los presentes. La rispidez social suena entre las radios y las emisoras de TV. Ausente sin aviso quedo el ciudadano, el otro diferente y la tolerancia. La unidad nacional y la pasificación no tuvieron quórum. La sociedad habla de sus angustias y habla a través de la escuela, en el aula se gatilla un arma, y eso no es una tontería, en la puerta se rasguñan dos chicas por un novio, el pibe trae droga a la escuela… se vende como pan casero. En la salida de la escuela esperan los choros siempre, vienen por los celulares, no importa si son de alumnos, docentes, no docentes o cualquiera, total para hablar es lo mismo. En la escuela pasa, siempre en la escuela ¿Por qué siempre en la escuela? Me contesto con un facilismo estereotipado, violencia hay en todos lado, también hay droga, robos y armas…no me convenzo. Es sabido que nuestras escuelas ofrecen un discurso ético que no se encuentra fácilmente en otras instituciones, es uno de los bastiones donde se procura dar al otro algo valioso, un lugar para poder ser y crecer. Un lugar que hay que defender e utilizar para promover la diversidad y la tolerancia mutua. La escuela es el lugar desde donde se tienen que protagonizar los cambios éticos y culturales para que se cumplan las utopías abandonadas. En ella hay que invertir para fortalecerla, llenar de proyectos sus aulas, irrumpir en ella con buenos salarios y recursos.
Es momento donde la violencia se extiende rápidamente, de la periferia al centro y del centro a la periferia, la violencia no se va sola. Hay que trabajar con proyectos institucionales en forma de red, proyectos serios y eficaces para que nuestros alumnos sientan un amparo ante los embates de la realidad. La escuela es más que un espacio para ser criticado, la escuela en parte es de usted.
¿Hoy que hizo por ella?

Ps Gustavo Filippi 

 
  Psi: La clínica y la educación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Estos escritos no pretenden ser un oráculo o un análisis certero de la realidad de todos. Sepan disculpar algunas generalidades utilizadas como disparador y el escaso vuelo literario. El discurso que van a leer se encuentra cruzado por el psicoanálisis y tiene la pretensión de que el lector solo piense su realidad para involucrarse con ella de manera placentera. También busca transmitir ideas relacionadas con los aspectos clínicos del psicoanálisis y su potencialidad para desanudar síntomas que esclavizan al sujeto inhibiéndolo en su vida cotidiana y por su puesto en el amor. Ps Filippi Gustavo
  Fobia Social
  Facebook botón-like
  Consultas profesionales
Clínica psicoanalítica.
filippigustavo@hotmail.com
  Educación
filippigustavo@hotmail.com
  Nuevas tecnologías y Psicoanálisis
Si quieres participar de un intercambio de ideas en relación a este tema de investigación.

filippigustavo@hotmail.com
  C.V. Especialización
Clínica online adultos.
Docente psicología- filosofía
Prevención: Charlas de prevención de psicología. Trabajos en medios de comunicación radio Fm y Am. micros de salud .
Tutor asesor de escuelas medias.
Trabajos de investigación, nuevas tecnologías y educación,nuevas tecnologías y psicología.
Especialista en TICs educación y psicoanálisis

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis